[show-logos orderby=’rand’ category=’0′ activeurl=’new_nofollow’ style=’hgrayscale’ interface=’grid’ tooltip=’false’ limit=’0′ ]

Todas las empresas que contratan una persona con discapacidad intelectual enriquecen su política de Responsabilidad Social Corporativa y consiguen un valor añadido muy apreciado por sus clientes.